La pérdida de referencias respecto a colectivos, gremios de oficios. La pérdida de los mismos oficios por falta de pensamiento crítico del personal alienando a unos determinados estatus y privilegios adquiridos por la ignorancia de la falta de visión del explotador y el explotado en tiempos de uso masivo de tecnologías, siendo la destrucción del empleo de la noche a la mañana y el horizonte perdido.

La autogestión se hace realidad y necesaria para un futuro a corto plazo.

El reconocimiento de la vulnerabilidad de familias atacadas por la paralización del sistema económico por la pandemia se hace notar con falta de alimentos básicos y situaciones vulnerables, con alquileres abusivos donde se mercadea con una pieza esencial para la vida básica.

Documentación-casa-comida- nos plantea la masiva respuesta por parte del anarcosindicalismo y el ideario libertario como herramienta para ser utilizada por las vecindades afectadas por un estado medieval, patriarcal, racista, capitalista corrupto y en decadencia, la organización asamblearia, una herramienta que nos proporciona sentido para la acción directa creando futuro y no esperando al paso del tiempo, que no soluciona nada. Donde la vulnerabilidad es aprovechada a codazos por el que tiene horizontes materialistas.

Mercados parados, inflados con dinero que no deja de ser papel con catalejo para ver de lejos, se aprecia una onda expansiva de una catástrofe ya anunciada la devolución del mercado Estadounidense. Donde el lado más bestia del capitalismo son asumidos como norma, vendiendo los servicios básicos.

La posibilidad de descubrir y disfrutar de un espacio asambleario aparece como la luz del faro en un mar que se espera tormentoso, violento y precario.

El negocio, para las corporaciones alimenticias es un tanto por ciento no menos real. El gasto en alimentos para las instituciones que viven de la necesidad de las familias es usado para mantenerlo. La falta de servicios sociales que ayuden proactivamente a las familias analizando toda la documentación aportada repetidas veces a los servicios sociales.

Solo crea terrorismo de estado, en el que se realizan deportaciones a emigrantes y se separan las familias por falta de documentación. El empadronamiento es el paso, los ayuntamientos tienen que pasar de criminalizar a familias vulnerables con conductas mafiosas como corte de suministros a espabilar y no privatizar los servicios sociales sino gastar tiempo en solucionar sus propios errores en su sistema, no ver el beneficio para las arcas de la transformación del trabajo precario y regularizar los diversos oficios es la argamasa que hace pirámide para determinadas corporaciones regularizando determinados puestos de trabajo reconociendo los derechos laborables y sindicales.

No es un objetivo lo precario, es beneficio para el capital.

Son los elefantes de la habitación, de los espacios que se llenan de personas que predeterminan pasos para modificar el precario futuro que ya estamos sufriendo determinados colectivos.

Alfonso – Secretario de Acción Social de CNT Cornellà i Comarca

Categories: Articles